Aunque muchas personas pueden pensar que no tiene porqué afectarme este problema, yo creo que sí, a mí y a todos, porqué es evidente que todos somos personas y vivimos en sociedad y como persona que soy me duele ver la sociedad en la que vivimos. Es impactante ver a  adolescentes cada vez más jóvenes consumiendo drogas  y eligiendo un camino que les puede llevar al infierno, un infierno del que es muy difícil salir.  Es sorprendente como tienen el poder de transformar la vida de una persona, de dominarla, poseerla y torturarla lentamente, acompañándola hasta el último día de sus vidas. Puede parecer impactante el modo de expresarlo, pero es la realidad. Actualmente el mundo de las drogas en nuestra sociedad se trata como un tema marginal, pero yo prefiero clasificarlo como un tema social, ya que afecta a la sociedad, pero es tratado como si ocupara únicamente a los colectivos marginales, o como si las personas que las consumieran pasaran directamente a formar parte de los mismos. Pero hoy en día es evidente que no solo engloba a personas marginales, y de hecho la trayectoria histórica de estas sustancias demuestra que no siempre han sido utilizadas por pequeños colectivos, y estos no tenían  porque estar asociados a la pobreza, la falta de educación……

 Es  una realidad social ante la cual la mayoría de la gente muestra desinterés, en los casos más habituales en que ocurre lo contrario encontramos a personas que se han visto afectadas de un modo u otro por la problemática que deriva del consumo de estas substancias, de una forma indirecta (rodeados por un entorno social que ha generado preocupación en estas personas, ) o bien directamente, por el propio consumo o por el de personas cercanas (familiar, amigo o conocido). Sin embargo, reitero mi afirmación, la mayoría de las personas tienden a tener muy poco interés o ninguno. Pero no por ello el problema social desaparece, es una actividad permanente, de la cual nos podemos empapar con tan solo salir a dar un paseo y ser un poco observadores con nuestro entorno social. Todos tenemos acceso a descubrir este mundo.

Cada vez hay más adolescentes que consumen, hay mayor variedad de drogas y más facilidades para acceder a ellas. El consumo de drogas abusivo es un problema que afecta a las personas, a las familias y a toda la sociedad, es decir, nos afecta a todos.  Pero lo peor no es el consumo, sino la edad y las cantidades por las que los más jóvenes empiezan a consumir. Los adolescentes de hoy en día cada vez tienen antes a su alcance las drogas, y cuánto antes las descubran mayor  posibilidad  hay  de consumirlas. Si muchos adolescentes cuando consumen por primera vez desconocen los efectos inmediatos que le pueden provocar dicha sustancia,  ¿como van a ser conscientes de las consecuencias que le pueden provocar en su futuro?  Esta es unas de las causas del consumo en los adolescentes a una edad temprana, la falta de información que se transmite a estas edades sobre esta temática. Es poco inteligente por parte de las instituciones educativas que la información sobre las drogas llegue a los menores una vez ya han empezado a consumirlas, o al menos se han visto con la posibilidad de hacerlo, de hecho es una educación que tendría que partir de la primaria, se podría introducir en ciencias naturales ya que la mayoría derivan de plantas y se usan no solo para la drogadicción, también se pueden enseñar en temario de historia, o en el caso de las  sintéticas en química, o en educación para la ciudadanía. En el ámbito de la educación formal no recibimos  una  educación crítica, si no que nos hacen aprender las cosas de memoria y no se esfuerzan por enseñarnos desarrollar nuestro propio criterio, y en las drogras sería muy importante ya que tampoco hay que crear un masa de población que lo vea muy negativamanete y le gire la cara si esas substancias van a seguir presentes en la sociedad. También la base de que lo peor no es el consumo si no el abuso (el café o el alcohol son algo normal que se toma porqué apetece y no son malos sino abusas de ellos, con la mayoría de drogas podría ser así) Y lo peor no es que consuman drogas en una época de sus vidas, lo peor es que consuman drogas en una etapa muy importante de sus vidas, un período crucial en el desarrollo de todas las personas.  En la adolescencia estamos sometidos a un proceso de maduración, en el cual tenemos que afrontar y superar muchos problemas que se interponen en nuestras vidas.  Es una época  difícil en la que todos experimentamos muchas  transformaciones. Hay que destacar que pasamos de ser niños a adultos en muy poco tiempo, demasiado rápido.  Y a todo esto le tenemos que añadir todo lo que gira a nuestro alrededor, como nos influye y el esfuerzo que conlleva superarlo.  Es  una etapa complicada en la que a muchos adolescentes les seduce la idea de huir de la realidad, evadirse en su mundo interior, solucionar sus problemas instantáneamente sin ningún esfuerzo, simplemente aparcándolos en un lado de la mente en el que dejan de molestar…una forma fácil de conseguir esta evasión psicológica de la realidad es caer en el consumo de algún tipo de droga ¿Qué es lo que consiguen? Un placer inmediato, una manera rápida y fácil de satisfacer las necesidades deseadas. Pero tarde o temprano vuelven y se encuentran lo mismo por lo que huían, sus vidas. Pocos son conscientes del tiempo tan valioso que han perdido, de todas las oportunidades que han dejado pasar… Es triste que maten su tiempo así, y peor es que lo sigan haciendo el resto de sus vidas. Estos adolescentes no viven la realidad, no afrontan los problemas que tienen que superar y esto les provoca grandes consecuencias.  El  problema está en que estos niños no evolucionan, no maduran y esto provoca un gran estancamiento en nuestra sociedad. Muchos de ellos no eligen su camino porqué no saben cual es su destino, porque no son lo suficientemente maduros para hacerlo.

Lo peor es que es un problema que cada vez destruye más vidas, y con el paso de los años no para de evolucionar y  todos seguimos dejándolo pasar, sin darle la importancia que se merece  y tomar las medidas adecuadas.  Si no actuamos ahora, puede ser que mañana sea demasiado tarde, y ya no esté en nuestras manos la posibilidad de intervenir y prevenir este problema.  En el momento de hacer prevención no me refiero solo a los organismos de “apoyo social “(trabajadores sociales, psiquiatras, asistentes sociales.. ) sino que es fundamental que se involucre el estado, la escuela y especialmente la familia. Es una cuestión de educación. Desde  el ámbito no formal, formal e informal.