El uso de drogas es un fenómeno principalmente juvenil. Pero es la adolescencia la etapa en la que los riesgos son aún mayores. Así, los adolescentes son especialmente vulnerables a sufrir problemas por consumir drogas. Su organismo en fase de crecimiento y su personalidad aún en formación son aspectos fundamentales que pueden determinar el impacto que un potencial consumo tenga sobre el adolescente.

Tabaco, alcohol, cannabis, cocaína, éxtasis, Speedy, setas, alucinógenas, LSD, GHB…El menú de drogas es amplio, así como variados son los efectos que éstas producen: desde la relajación de los porros hasta la estimulación del éxtasis para aguantar intensas sesiones de baile.

De entre todas ellas, son el alcohol, el cannabis y la cocaína las que más extensión tiene entre los adolescentes y jóvenes. Pero, ¿hasta que punto?

Alcohol: Se estima que, aproximadamente, cuatro de cada cinco estudiantes de entre 14 y 18 años han probado al alcohol y algo más de la mitad lo beben de forma habitual. Cuando beben, lo hacen sobre todo durante el fin de semana y, casi la mitad de ellos, hasta emborracharse.

Tabaco: Después del alcohol, el tabaco es la droga más extendida entre los adolescentes (14 y 15 años), casi la mitad lo han probado y un 27% lo han fumado recientemente. Se estima que un 15% fuma a diario.

Cannabis: Los porros son, con diferencia, la droga ilegal más consumida entre los adolescentes (14 y 15 años). Uno de cada tres dice haberlos probado y uno de cada cinco dice haber fumado recientemente. Su uso es ocasional, aunque un 3% de los adolescentes fuma a diario.

Cocaína: se estima que un 5ª de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha probado la cocaína y que un 2% la ha tomado recientemente. Se trata de un consumo básicamente ocasional y mayoritariamente, de clorhidrato de cocaína esnifada.

Otras drogas: El uso de otras drogas tiene su presencia minoritaria y ocasional entre los adolescentes. En la siguiente tabla puede observarse la proporción de los que han probado el éxtasis, las anfetaminas y los alucinógenos y la proporción  que dice haberlas tomado recientemente.